Saltar al contenido
Mamoestetica

Descubre las razones por las que conviene realizar una cirugía de reconstrucción del seno

Header reconstrucción de pecho

Las mujeres que han sufrido una mastectomía u operación quirúrgica para extirpar el seno, como forma de tratar o prevenir un cáncer de pecho, tienen la reconfortante opción de poder reconstruirse la forma del seno extirpado.

Varios son los tipos de reconstrucción de seno que pueden realizarse, siendo lo ideal contar con información previa sobre tan importante intervención.

IMPORTANTE:

Este vídeo resume muy bien el contenido del artículo y, además, explica de primera mano todo el proceso.

Dura 15 minutos, pero te ayudará a tener una visión muy detallada de la intervención y de cómo poder afrontarla.

¿Qué es la reconstrucción de pecho?

Se trata de una cirugía para reconstruir los senos que sirve para restablecer la imagen que la mujer mastectomizada lucía antes de someterse a esa delicada extirpación.

Aquellas mujeres que decidan someterse a tal  reconstrucción pueden elegir entre varias posibilidades que detallaremos más adelante.

La  cirugía reconstructiva puede comenzar a llevarse a cabo tanto en el mismo momento de la mastectomía (recibiendo el nombre de reconstrucción inmediata) o esperando a que las incisiones propias de la mastectomía cicatricen y se complete la terapia del cáncer de pecho (lo que se llama reconstrucción retardada).

Este último tipo de reconstrucción es susceptible de realizarse meses y hasta años después de la mastectomía.

En la etapa final de la reconstrucción de seno puede volverse a crear una areola y un pezón en el seno reconstruido, si no pudieron ser conservados durante la mastectomía.

En determinados casos, la cirugía de reconstrucción del seno requiere operar también el otro seno, denominado seno contralateral, con el fin de que ambos senos consigan ser parejos en forma y tamaño.

Cabe mencionar igualmente que aunque un alto porcentaje de las mujeres que se somete a una tumorectomía o mastectomía parcial no requieren reconstrucción del seno, lo cierto es que algunas sí necesitan dicha operación.

Ello ocurre, por ejemplo, en los casos en los que se presentan tumores grandes en mujeres con senos pequeños.

Así, estas mujeres se convierten también en candidatas perfectas a una cirugía reconstructiva (con injertos de tejido adiposo o implantes más pequeños) con los que moldear el seno.

Este tipo de cirugía cuenta con unos resultados similares a una tumorectomía o mastectomía parcial sin reconstrucción.

Reconstrucción de pecho 1

Tipos de procedimiento para reconstruir los senos

Existen diversos tipos de cirugía reconstructiva y, a menudo, el proceso va a significar más que una intervención. Lo idóneo es obtener toda la información sobre cada uno de ellos ante de tomar la decisión final.

Principalmente pueden efectuarse dos tipos de operaciones para la reconstrucción de la forma del seno o senos:

  • Mediante el uso de inserciones de silicona o solución salina (que se conocen como implantes de seno)
  • Mediante el uso de los tejidos autógenos o del propio cuerpo (que se conocen como procedimientos de colgajo de tejido)

En ocasiones también se puede emplear una combinación de ambos procedimientos para lograr la reconstrucción.

¿Qué ventajas se logran con una cirugía reconstructiva de pecho?

No cabe ninguna duda de que las decisiones que toma una mujer en orden a reconstruirse o no un seno, al tipo de reconstrucción y al momento en el que someterse a la misma son muy personales y basadas en factores tales como su estado de salud en general y sus preferencias.

Lo normal es que se planteen cuestiones como las preocupaciones estéticas, la capacidad de recuperar la completa función después de la cirugía o el tiempo estimado de recuperación en cada uno de los procedimientos.

Algunas de las ventajas de someterse a una operación reconstructiva de pecho son:

  • Volver a lucir un seno simétrico al usar ropa interior o de baño
  • Recuperar la forma de los senos permanentemente
  • No tener que usar una prótesis externa o seno postizo temporal en el interior del sujetador
  • Sentirse más a gusto con su imagen y, por ende, con ellas mismas
  • Recuperar la autoestima perdida

Aunque la reconstrucción mamaria deja determinadas cicatrices, las mismas suelen desaparecer con el paso del tiempo y, además, las novedosas técnicas han reducido su número.

Ahora bien, en la medida que el seno reconstruido no será idéntico al extirpado, resulta conveniente consultar con el cirujano antes de someterse al proceso reconstructivo para crearse unas expectativas reales en torno al resultado final.

Reconstrucción de pecho 2

Preguntas frecuentes en relación con esta intervención

En mamoestetica.online, sabemos que entre las preguntas más frecuentes formuladas por las mujeres en torno a este tipo de intervención, se encuentran algunas de las siguientes que, en este apartado, procedemos a solventar:

¿Es posible saber con anticipación el estado en el que quedará la mama tras la reconstrucción?

Generalmente los especialistas permiten ver a las pacientes su archivo de casos anónimos que incluye las fotografías de “antes y después” del proceso reconstructivo en otras pacientes con características físicas similares.

Ello permite hacerse una idea aproximada de los resultados de la reconstrucción, si bien cada paciente experimentará su propia evolución, en la que también influirá el tratamiento del cáncer y el comportamiento de sus propios tejidos.

¿Suele tener que intervenirse la mama contralateral?

En la medida que la cirugía reconstructiva busca el mejor resultado para el pecho en su conjunto así como para la figura de la mujer, a veces es aconsejable reducir las mamas o practicarles una mastopexia (para otorgarles un aspecto más joven), así como aumentar la otra mama.

¿Qué posibilidades existen de volver a sufrir cáncer en la mama reconstruida?

La reaparición del cáncer o recidiva va a depender del tipo de tumor, así como de su tamaño y del número de ganglios que hayan resultado afectados.

Así las cosas, la reconstrucción no va a interferir sobre el tipo de tratamiento, ni tampoco sobre su evolución y no se ha demostrado la posibilidad de que retarde la detección de una recidiva.

¿Se tiene sensibilidad en la mama nueva?

Más del 25% de las pacientes experimentan una reinervación espontánea, o lo que es lo mismo, desarrollan terminaciones nerviosas sensitivas en la mama reconstruida.

Para lograr el incremento de la calidad en la posterior sensibilidad de la mama reconstruida, siempre que es posible se conecta el cuarto nervio intercostal (principal nervio en la sensibilidad del pezón) a un nervio sensitivo del colgajo abdominal.

¿Cambia la mama reconstruida si se pierde o aumenta peso?

Los colgajos de perforantes van a seguir las variaciones de volumen propias del resto del cuerpo y, lo que resulta todavía más importante, siguen un curso simétrico con la mama sana.

Fuentes de referencia: